Contact
Blog

¿Realmente necesito un chequeo de la piel?

Posted on: enero 24th, 2023 by Our Team

El cáncer de piel es la forma más común en los Estados Unidos, con más de 5 millones de casos diagnosticados anualmente. Sin embargo, también es una de las formas de cáncer más prevenibles y curables si se detecta a tiempo. Por lo tanto, debe revisar su piel regularmente con un dermatólogo u otro proveedor de atención médica.

Uno de los riesgos más significativos de desarrollar cáncer de piel es la exposición a la radiación ultravioleta (UV) del sol o de las camas de bronceado en interiores. La radiación ultravioleta daña el ADN de las células de la piel, lo que puede conducir al desarrollo de células cancerosas. Por lo tanto, las personas que se han expuesto mucho al sol, especialmente aquellas que se han quemado, tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Sin embargo, el cáncer de piel puede afectar a cualquier persona, independientemente de su tipo de piel o de la cantidad de exposición solar que haya tenido. Es por eso que todos necesitan revisarse la piel con regularidad. Esto es especialmente cierto para aquellos con antecedentes familiares de cáncer de piel, ya que pueden tener un mayor riesgo.

Durante una revisión de la piel, un dermatólogo u otro proveedor de atención médica examinará su piel en busca de lunares, pecas u otros crecimientos de la piel que parezcan inusuales o sospechosos. También verificarán si hay cambios en el tamaño, la forma o el color de los lunares o pecas existentes. Es posible que recomienden una biopsia para confirmar el diagnóstico si encuentran algo inusual.

Si el cáncer de piel se detecta y trata a tiempo, las posibilidades de una recuperación completa son excelentes. Sin embargo, si no se detecta a tiempo, puede propagarse a otras partes del cuerpo y volverse más difícil de tratar. Por eso es esencial que revises tu piel regularmente y tomes medidas para protegerla de la radiación UV.

Algunos consejos para proteger su piel de la radiación UV incluyen:

  • Usar ropa protectora, como mangas largas y pantalones, cuando esté afuera
  • Usar un sombrero de ala ancha para protegerse la cara y el cuello
  • Usar protector solar con un SPF alto (al menos 30) y aplicarlo generosamente y con frecuencia
  • Buscar sombra cuando el sol está más fuerte, generalmente entre las 10 a. m. y las 4 p. m.
  • Usar gafas de sol para proteger los ojos de la radiación ultravioleta

Tomar estas simples precauciones y revisar su piel regularmente puede reducir significativamente su riesgo de desarrollar cáncer de piel y mejorar sus posibilidades de detección temprana y tratamiento exitoso.


End of content dots